Falleció de cáncer días antes de su graduación. Sus compañeros hicieron algo que te hará llorar. Comparte esta historia, ¡vale la pena!

Sin duda los mejores y más grandes guerreros son aquellos que le dan batalla hasta el final a la más terrible de las enfermedades: el cáncer. Así es como podemos describir a Laura Hillier, una joven que aunque perdió la batalla contra la leucemia, se quedó en el corazón de todos por sus ganas de querer vivir, su valentía y su lucha constante.
Cabe mencionar que la leucemia es un tipo de cáncer  que ataca los glóbulos rojos y como todo cáncer, lamentablemente también es mortal.

Anuncios


Laura tenía toda una vida por delante, tan sólo tenía 16 años cuando recibió la terrible noticia de su padecimiento, miles de planes y sueños estaban en su mente pero la muerte no la dejó realizarlos y tras una intensa batalla, terminó derrotada frente a sus padres, quienes sostenían sus manos cuando dio su último respiro.
Después de su muerte, sus padres expusieron sentirse realmente orgullosos de su hija pues siempre se mostró como una mujer fuerte a pesar de ya no tener más fuerzas, aceptó cada tratamiento por más doloroso que fuera con una actitud increíblemente positiva y a diario regalaba una sonrisa a todo aquel que estaba a su alrededor, a pesar de todo.
Laura siempre fue una joven llena de amigos y muy querida, sus amigos, compañeros de colegio e incluso profesores, siempre estuvieron al pendiente de ella y no soltaron su mano durante toda su lucha. Creían que verdaderamente lo lograría y que estaría presente el día de su graduación, la cual estaba muy próxima. Sin embargo, todos los intentos de los médicos no resultaron y Laura partió días antes del gran festejo. El no estar físicamente no fue impedimento para que ella fuera honrada en dicha celebración, sus compañeros se encargaron de que de alguna forma ella también estuviera presente y decidieron rendirle homenaje.

Anuncios


Familiares, amigos, compañeros de colegio, profesores y conocidos estuvieron presentes durante el funeral. Sus compañeros decidieron acudir con toga y birrete en honor a la joven y darle así el último adiós. Conforme el pase de lista (el cual fue el último y el más triste), pasaron uno por uno a dejarle plasmado un mensaje a Laura como despedida en el ataúd.

Las lágrimas no se hicieron esperar, sobre todo por parte de los padres de Laura quienes se sentían muy conmovidos y agradecidos por tan hermoso gesto el cual estaban seguros que la joven estaba disfrutando desde el cielo.

Siempre será sumamente lamentable que personas tan jóvenes y con toda una vida por delante como Laura, se vayan tan pronto y que además, lo hagan sufriendo anticipadamente. Su recuerdo quedará en el corazón de todos aquellos que tuvieron la dicha de conocerla. COMPARTE esta historia en memoria de todos los guerreros que lucharon contra el cáncer pero no lograron salir victoriosos.
Esta chica se merece todos los me gustas del mundo, no olvides dejar tu mensaje en los comentarios.

Anuncios